La Caballería del Ejército de Flandes en su primer año [1567-1568]

Caballería ligera

La caballería lijera y arcabuceros de á caballo que llevó el Duque Dalba de Italia á Flandes.

Las tropas de caballería [española, italiana y albanesa] que partieron de Italia en 1567 eran las siguientes. Se entiende que las cifras se dieron redondeadas, cada compañía con el nombre de su capitán:

D. Lope Zapata con cien lanzas: 100
D. Juan Velez de Guevara: 100
D. Rafael Manrique otras 100
D. Cesar Dávalos: 100
Nicolao Basta: 100
D. Ruy López Dávalos: 100
Conde de Novelara: 100
Conde Curcio Martinengo: 100
Conde de Sant Segundo: 100
Montero cien arcabuceros: 100
Pedro Montañés otros ciento: 100
Sancho Dávila, Capitán de las guardas del Duque, con cien lanzas y cincuenta arcabuceros

En total, 1250 caballos: de los cuales 250 arcabuceros a caballo, y mil lanzas [caballería ligera, celadas o jinetas].De las relacionadas anteriormente, unos 500-600 eran italianos [aunque algunas estuvieran capitaneadas por españoles], una o dos compañías de caballería albanesa, y el resto eran de españoles.
Los capitanes resaltados en negrita seguían comandando [con toda seguridad] sus compañías en verano de 1568.

Entrada del duque de Alba en Bruselas. Arcabuceros a caballo pasando la puerta, compañías de lanzas tras el duque. 
500-600 italianos regresaron a Flandes en la primavera de 1568 habiendo formado parte de un socorro que envió el duque de Alba al rey de Francia a cargo del conde de Arembergh. A su regreso fueron "despedidas" [al menos cuatro de ellas] para inmediatamente, realizarse nuevas levas que fueron alimentadas por los caballos recién despedidos, eso sí, con capitanes nuevos.
La proporción de lanceros sobre arcabuceros a caballo era de 5 a 1, y no había coraceros/herreruelos, caballería armada con pistolas.
A estos se les unirían después 400 caballos borgoñones [que partirían del Franco Condado] en 4 compañías.


Hombres de armas de las Bandes d'Ordonnance

Bandas ordinarias de los Paises Bajos que son en numero de catorce, las seis de á doscientos cincuenta , y las otras seis deá doscientos , y las dos de á ciento y cincuenta caballos , que en todas hacen el número de tres mill,

La banda del Duque de Arscot . . . 200
La del Príncipe de Oranges .... 250
La de Egmont 250
La de Mansfelt 250
La de Arambergue 250
La de Roeulx 250
La de Hornes ........ 200
La de Bossu. . 200
La de Berghes 200
La de Hoostrate 200
Mega . 200
Barlemont 200
Montigni 150
Brederoda ... 150

Suman 3000 [los capitanes marcados en negrita eran señores de los Países Bajos que fueron encontrados culpables de lesa majestad: Orange y Hochstrate sobrevivieron para encabezar la rebelión; en 1567 relacionados por el duque de Alba].
Las bandas de armas eran caballería medieval, con caballos bardados [cubiertos de bardas, o armaduras de lamas de "acero"] que luchaban con gruesas lanzas en ristre. El papel de estas bandas durante la guerra de los ochenta años fue muy discreto, pero no se disolvieron hasta el siglo XVII.

Herreruelos

Durante 1568 se hicieron levas de herreruelos/reiters/coraceros alemanes [de 1500 a más probablemente 1200 a cargo de Erico de Brunswick y otros 400-500 a cargo de Hanz Bernard].

Organización de la caballería

En verano de 1568 se puede entender [salvo error de recopilación] que había la siguiente composición de fuerzas de caballería en el Ejército de Flandes:

1000 de caballería ligera [500/600 italianos, "200" españoles y "200" albaneses] que luchaban con lanzas, y las cifras respectivas de naciones cogidas con pinzas.
250 de arcabuceros a caballo.
400 caballería borgoñona [300 lanzas y 100 arcabuceros].
2000 de las bandas de ordenanza: caballería pesada tipo medieval [asumiendo que las compañías de las bandas de los señores rebeldes hubieran desaparecido o pasadas al otro bando, razonamiento que no sé hasta que punto es correcto]
1600 de herreruelos, reiters o coraceros.

Arcabuceros a caballo en el campo frente a Bergen. 6 de septiembre de 1572

Numéricamente, las bandas de ordenanza era el tipo de caballería "más" importante en estos primeros tiempos, pero en la mayoría de casos, no participó en acciones muy destacadas, reservándose ese papel a la caballería ligera que se trajo de Italia, y dando cobertura como tropa de reserva a los herreruelos alemanes.Se descansaba por tanto en el choque ágil de los lanceros antes que en otro tipo, aunque puede que la preferencia fuera también por afición nacional.

·
Publicar un comentario en la entrada