Curiosidades ¿El primer tanque de la historia?

He aquí la referencia y el título [y autor] del libro que la recoge:

Viages, sucesos y gverras del infante cardenal don Fernando de Austria, por don Diego de Aedo y Gallart [p.67]
Y se formó otra compañía de cavallos, que servia con un mosqueton, que tirava una libra de bala, puesto encima del arçon de la silla del cavallo, invencion nueva, y de grande daño para el enemigo.

Una libra de bala [1 libra castellana = 460g] es una señora bala, munición considerada en la época como de pieza de artillería, aunque de diámetro 47 mm [un poco más grande que una pelota de tenis de mesa o de golf]. Como no da más indicaciones, he de asumir que sería un arma que no podía ser ligera en absoluto en relación de su calibre, y por razones de movilidad encima de la silla, tampoco podía ser de mucha longitud.

Desde luego, en el posterior relato de la batalla de Nordlingen no recuerdo haber marcado ninguna referencia más al arma, así que cabe dudar de que tuviera ninguna participación destacada. En todo caso si se formó una compañía de caballos equipada con este mosquetón de una libra de bala, no creo que fuera algo absolutamente experimental. Entiendo que se probó, gustó, y se decidió formar la dicha compañía. No sé si prosperó o no la idea...

Por si alguno no sabe cuando fue la batalla de Nordlingen, estamos en 1634.

Puede ser que se montara como los grandes mosquetones de posta para tirar desde las murallas, pero en lugar de quedar apoyado en un trípode, se empleaba la silla del caballo como apoyo del arma.
Veo más factible que se desmontara para disparar, que la compañía de caballos se desplazara hasta el lugar donde quería hacer el efecto, que desmontara, apuntara usando como escudo el caballo [entiendo que permitiría movimientos sobre el punto de apoyo] y efectuara el disparo.
Como las armas de mayor calibre suelen ser igualmente más potentes y tener más alcance, si actuaba contra infantería, podía quedar a salvo de las ofensas de los mosquetes del enemigo, y tampoco era necesario ocultarse tras el caballo.

Yo he imaginado el arma montada perpendicular a la línea de avance del caballo, cabalgando éste recorriendo el frente del escuadrón enemigo, con la boca de la pieza dirigida contra los mosqueteros-piqueros y accionando el jinete el disparador del arma para ser lanzada la pelota contra las filas de la formación contraria...

Aprovechar el arzón del caballo para sostener un arma de fuego, no era una idea novedosa, como podemos ver en esta ilustración de Mariano de Iacopo de la década de 1430. Aquí el caballero llevaba su cañón de mano colgado al cuello y apoyado en una horquilla que descansaba sobre el arzón delantero.

Pero aún así me parece más real la explicación anterior. En todo caso, me da la sensación de que la prueba en combate fue un experimento fallido... porque no prosperó la idea.
Aunque Diego de Aedo y Gallart escribiendo - con posterioridad a los sucesos - dijera aquello "de grande daño para el enemigo".

En todo caso, más que tanque, sería como aquellos sidecar de la 2ª Guerra Mundial, en los cuales se montaba una ametralladora en la cesta... con la salvedad de que no había acompañante que lo accionara.

Un camello artillado o "zamburak" del imperio mogol.
Una silla artillada para camello india del siglo XVIII


Publicar un comentario