Armas enastadas

Amén de la pica, que tratamos por su importancia en otro lugar, en los tercios se empleban varias armas de asta, todas más cortas que la pica, y que tenían en muchos casos antes un carácter de insignia o emblema del oficial, que de arma ofensiva de uso habitual.

Varios soldados asisten tras un parapeto a la salida de la guarnición alemana de Amberes, en 2 de agosto de 1577. De los cuatro soldados con armas de asta, vemos de izquierda a derecha a un soldado con una alabarda, uno con una partesana con alas reducidas, el tercero con una jineta, y el cuarto con una partesana de alas en forma de media luna.


Alabarda
Por su importancia, en primer lugar tendríamos este arma, que amén de ser la insignia del sargento, era el arma empleada por los alabarderos. Se trataba de un arma que tenía un asta de unos dos metros, cuya moharra tenía forma de hacha [hoja ancha en la parte frontal y hoja aguda en la posterior] con una punta metálica saliente en el eje del asta:


Partesana
La partesana era un arma similar a la alabarda, pero cuya moharra tenía las dos hojas laterales, o alas, simétricas, generalmente en forma de media luna.



La pieza central es una alabarda


En algún lugar he visto indicado que se trataba de la insignia del cabo de escuadra, mas en el periodo que nos ocupa, no he visto relación alguna que así lo indique.

Corcesca
La corcesca era un arma que tenía una hoja muy similar a la partesana, solo que las alas de la misma eran más agudas y prolongadas - normalmente - en el sentido de la hoja principal a manera de tridente.


Jineta
La jineta era la insignia del capitán, la cual era llevada por el paje de jineta. Era un arma de asta cuya moharra tenía una punta en forma de gota.



Espontón
El espontón era un arma similar a la jineta. Su hoja principal era en forma de lágrima como en esta, pero o bien su filo no era de línea continuo, o en la base - antes de la fijación al asta - tenía un añadido, una "papada" circular.
Jinetas y espontones podían contar con una cruceta, que hacía las funciones de tope, de manera que si se ofendía con el arma, no penetrase tanto en el cuerpo que costase recuperarla. Esta función de tope en las partesanas y corcescas ya la cumplían las aletas.

Chuzo
El chuzo por definición es un arma de asta con una moharra de líneas sencillas, sin salientes ni aderezos. La moharra del chuzo podría ser la de una pica, pero el asta era "corta" como el resto de enastadas aquí nombradas. A diferencia de la pica, cuya sección era variable - más gruesa por donde se aferraba y más fina en los extremos - el asta del chuzo era constante.




Media pica
Mientras que su hermana mayor medía entre 25 y 27 palmos de vara castellana [5.20-5.60 metros] la pequeña tenía unos 12 palmos de longitud. Las moharras anteriores podrían corresponderse también a este arma.

Aclaración necesaria
A partir de unas formas básicas, se generaban multitud de diseños distintos, no sólo por las filigranas y grabados que tuviera la hoja, sino en sus formas. En el caso de corcescas y partesanas, por un lado, y jinetas y espontones, por otro, es difícil llegar a realizar con precisión tal distinción, y así, en catálogos de reales armerías que he consultado, aparecen clasificadas armas, que a priori, y con la descripción genérica, se podrían ubicar en la categoría no ya de sus hermanas, sino en las de sus primas hermanas.





Como hoy día se distinguen todoterrenos de todocaminos en el mundo de la automoción...

NOTA SOBRE LAS IMÁGENES: El común de armas de munición - esto es, de uso universal - carecería de tantos grabados y florituras como las ilustradas en las distintas partes del tema.
Publicar un comentario en la entrada